domingo, 28 de septiembre de 2008

RECOMENDACIONES PARA MANETENER LA DISCIPLINA EN EL AULA

La gestión es una parte de la instrucción o un prerrequisito de la instrucción.Las habilidades y las técnicas de gestión son algo especialmente crítico para los profesores principiantes, ya que si es incapaz de mantener el orden difícilmente se pueden conseguir buenos resultados.
EMMER definía la gestión del aula como un conjunto de comportamientos y de actividades del profesor encaminados a que los alumnos adopten una conducta adecuada y a que las distracciones se reduzcan al mínimo.
DUKE definía a la gestión como la disposición y procedimientos necesarios para establecer y mantener un entorno en el que puedan darse la instrucción y el aprendizaje.
Por lo cual ambos suponieron que la buena gestión es en gran medida preventiva y que la buena disciplina supone fijar límites a los alumnos.

Las estrategias para prevenir y atajar el mal comportamiento son:
- El dominio-control y el acabalgamiento: en el primero el profesor tiene que tener la habilidad de comunicar a los alumnos que sabe lo que está pasando en el aula, y en el segundo tiene que tener la capacidad de atender dos asuntos del aula a la vez.
- Control e intervención inmediata: Un buen control conlleva la observación general del aula para ver qué están haciendo los alumnos y manteniéndose vigilante en lo que concierne al alumno, y la buena intervención es la reorientación de los alumnos desde la conducta inadecuada a la adecuada.
- Uniformidad y ritmo: Los profesores deben señalar el inicio, reorientar la atención y empezar una nueva actividad, y no deben romper la continuidad de una clase, para que esto suceda es necesario evitar cinco malos hábitos (KOUNIN): idas y venidas, fragmentación, dejar-colgados, reacción a cualquier estímulo y empujones e inasistencia exagerada.
- ALERTA DE GRUPO: Se refiere a aquellas conductas del profesor que mantienen alerta a los que no están interviniendo, mientras otro alumno lo está haciendo o antes de determinar quién lo va a hacer.
- VARIEDAD EN LAS ACTIVIDADES Y EN LOS CONTENIDOS: Cualquier cambio en la actividad de aprendizaje o en los contenidos puede ser muy pequeño o amplio y refrescante.

El profesor debe tener la suficiente autoridad de aplicar disciplina en el momento correcto, si esto no ocurre en el momento preciso se pierde la autoridad de todo el grupo, no solo de los menos aventajados sino de todos.
La buena gestión del aula pretende conseguir una mayor participación y reducir el nivel del desorden.
Esta lectura me pareció muy interesante ya que trata puntos muy importantes para mantener la buena disciplina en el aula, así como problemas que ocasionan está, esta lectura me es de mucha ayuda ya que en mis próximas prácticas si se me llegarán a presentar algunos de los puntos detallados en la lectura me sería más fácil resolverlos.


Davis , Gary A. y Margaret A. Thomas (1992), “La gestión del aula”, en Escuelas eficaces y profesores eficientes, Roc Filella Escolà (trad .), Madrid, La Muralla (Aula abierta), pp. 113-126 y 142-145.